Arrendamientos urbanos

Asesoramiento para arrendamientos urbanosLos contratos de arrendamientos urbanos son contratos civiles privados, que se celebran entre dos partes, el arrendador, que se compromete a ceder durante un tiempo determinado el derecho al uso y disfrute de un bien inmueble a cambio de una renta; y el arrendatario, que se compromete a realizar los pagos estipulados en contraprestación del uso y disfrute del bien arrendado.

La actual Ley de Arrendamientos Urbanos(LAU), distingue entre arrendamientos de vivienda, aquellos dedicados a satisfacer la necesidad de vivienda permanente del arrendatario, cónyuge o sus hijos dependientes; y arrendamientos de inmuebles para usos distintos al de vivienda, es decir, locales de negocio, en sentido amplio, arrendamientos de segunda residencia o por temporada, entre otros.

En el caso de los arrendamientos de vivienda, la LAU regula aspectos como la duración del contrato, cuándo se puede actualizar la renta, los derechos y obligaciones de arrendador y arrendatario, o los casos que pueden llevar a la suspensión, resolución o extensión del contrato, entre otros, estableciendo determinadas normas que son obligatorias, tanto para el arrendador como para el arrendatario.

En cambio, para los arrendamientos para uso distinto a la vivienda, se opta, como expresa la propia ley, por una regulación que se basa de forma absoluta en el libre acuerdo de las partes: “dejar al libre pacto de las partes todos los elementos del contrato, configurándose una regulación supletoria del libre pacto que también permite un amplio recurso al régimen del Código Civil”.

En cualquier caso, incluso para los arrendamientos de vivienda, la ley deja a las partes gran libertad para acordar toda una serie de aspectos que afectarán a la relación contractual, siempre y cuando no contravengan lo dispuesto por ésta y otras leyes, como el Código Civil o la Ley de Propiedad Horizontal.

Esta libertad de pacto hace aconsejable la participación de un experto capaz de tener en cuenta todos aquellos factores que pueden afectar a la relación contractual atendiendo a las circunstancias de cada caso concreto.

La solidez del contrato que se suscribe determina la eficacia posterior del mismo y facilita la defensa ante incumplimientos.

Nuestros servicios

En Mormeneo Abogados contamos con abogados expertos en derecho inmobiliario y arrendamientos urbanos que:

  • Derechos y obligaciones de arrendador y arrendatario.
  • Asesoramiento en el proceso de negociación previa a la redacción y firma del contrato.
  • Redacción del contrato de alquiler.
  • Gestión del depósito de la fianza.
  • Procesos judiciales arrendaticios.
  • Asesoramiento en las incidencias surgidas en la vida del contrato: actualización de la renta, prórroga y extinción, subrogación y fiscalidad de los arrendamientos.